Siete cosas que nos han encantado de la beta de For Honor (y tres que deben mejorar)

Publicidad

Forhonor

‘For Honor’ es uno de esos juegos que irremediablemente entró por los ojos tras su presentación, pero es una de esas experiencias con las que no sabes muy bien qué te vas a encontrar hasta que estás a los mandos. Ese momento para mí fue durante su beta cerrada el pasado fin de semana y se podría decir que las sensaciones son muy buenas.

Hay claros y oscuros, por supuesto, pero hemos querido despertar nuestro positivismo para elegir aquí una mayoría de puntos positivos que pueden de hacer de ‘For Honor’ una opción, como mínimo, original y arriesgada. No es algo que veamos muy a menudo en este medio, así que cuando llegan cosas así es imposible no aplaudir.

Lo que nos ha gustado

1. Diversidad de personajes

a

Ya no por una cuestión estética o de empaque del juego final, más bien por la alegría que supone poder gozar de estilos bien diferenciados que conviertan cada combate en una particular partida de ajedrez, el primer punto que queríamos destacar es la variedad de personajes. Nueve en total, tres por cada estilo, parecen pocos, pero hay suficientes razones para que no nos cansemos de ellos demasiado pronto.

2. Personalización

d

Como si siguiésemos con el punto anterior, esa aparentemente escueta lista de luchadores se completa con la posibilidad de personalizarlos hasta la extenuación en el modo Dominio. No hablamos de cosas estéticas o armas y armaduras que se pueden mejorar poco a poco, también habilidades a las que acceder según avancemos y que añadirán una capa de interés al ir desbloqueando cosas para que no nos cansemos a los pocos días.

3. Combates tácticos

s

Me parece muy acertado crear de una mecánica tan simple como la de los bloqueos direccionales y darle suma importancia en los combates. Si bien es cierto que la elección del modo venganza como respuesta a encontrarnos ante el percal de enfrentarnos a varios personajes está un poco pillada por los pelos, con algo de tiempo a los mandos acabas cogiéndole el truco a eso de luchar en desventaja y es la mejor señal de hasta qué punto podemos sacarle jugo a su sistema de combate.

4. Fácil de entender, difícil de dominar

d

Hablábamos de la profundidad del combate y es fácil caer ahí en el error de que su escueta lista de combos y ataques puede pasarle factura. Sin embargo hay una gran diferencia entre utilizarlos y saber aprovecharlos. Empiezas cargando contra esbirros de poca monta o saltando sobre ellos hacha en mano y, con el paso de las partidas, acabas aprendiendo a saber cómo y dónde utilizar esos movimientos para darle la vuelta a un duelo.

5. Finales épicos

a

En más de una ocasión me he encontrado con partidas de Dominio en las que, después de caer hasta el punto de no poder reaperecer, alguien saca su lado más épico para darle la vuelta a la partida y que el resto de caídos tenga una última oportunidad para ganar la partida. No es fácil darle la vuelta a la situación, pero cuando ocurre la sensación de trabajo en equipo y éxito es alucinante.

6. Ataques especiales

d

A ‘For Honor’ juegas sabiendo que, tarde o temprano, alguien te va a vapulear. Que la habilidad a los mandos es clave para vencer en casi cualquier circunstancia y que siempre habrá alguien más viciado que tú. Eso podría lapidar las esperanzas de más de uno, pero la inteligencia y estrategia a la hora de utilizar algo más que espadazos y lanzar una bola de fuego en el momento justo puede hacer que nos encontremos con distintos tipos de jugadores. Que, de alguna forma, la partida se equilibre aunque tus compañeros no sean unos ases bloqueando.

7. Las actualizaciones de Ubisoft

d

Veo muchas aguas en su planteamiento a largo plazo, pero ahí Ubisoft ha sabido enseñarnos que no da por perdido ningún lanzamiento y, de la misma forma que han seguido trabajando para mejorar juegos como ‘The Crew’ o ‘Rainbow Six Siege’, imagino que ‘For Honor’ gozará del mismo cariño.

Lo que debe mejorar

1. Estabilidad de servidores

s

Lo peor que le puede pasar a una beta de prueba es que los servidores den problemas, y lamentablemente ha sido una tónica bastante habitual mientras jugaba. Partidas que se caen sin motivo aparente, conexiones lentas y gente que desaparece de la partida dejándote vendido en lo mejor, son cuestiones que deben solucionarse con urgencia y que, esperamos, en la beta abierta den hueco a algo de esperanza en este sentido.

2. Bots y su vida

d

Comentábamos el tema de estar luchando contra alguien y que, por problemas técnicos o tirar del cable fruto de un cabreo, el jugador desaparezca dando hueco a un bot. Que aparezca un bot con la vida completa capaz de fastidiarte una victoria épica cuando tú y tu oponente teníais la vida temblando es un fastidio enorme.

3. Variedad de modos

s

El miedo a otro caso ‘Evolve’ sigue en el aire y ‘For Honor’ no se salva de las dudas. Está su campaña, pero no parece un gran aliciente y se ha mantenido en un tímido segundo plano probablemente por razones obvias, así que la idea de tener tres modos de juego multijugador con pocas diferencias puede echar para atrás a más de uno. Que enseñen lo que vendrá, aunque sólo sea la puntita, para quitarnos ese miedo de encima, me parece lo que más necesita el juego a día de hoy.

También te recomendamos


¿Tendremos electricidad para tanto gadget?


Elegantes e implacables: For Honor presenta a los enmascarados Nobushi en un nuevo adelanto


For Honor: todos los detalles sobre su beta cerrada


La noticia

Siete cosas que nos han encantado de la beta de For Honor (y tres que deben mejorar)

fue publicada originalmente en

Vidaextra

por
R. Marquez

.


Ir a la fuente original

Publicidad

Dejar Comentario

*