NeXT y BeOS: 20 años de la adquisición que salvó a Apple

Publicidad

Portada
Ayer se cumplieron 20 años de la adquisición más importante de la historia de Apple. A finales de 1996 y con la compañía a unos pocos meses de la bancarrota total, Gil Amelio adquiría NeXT Computer. No se trataba de una empresa cualquiera, había sido fundada en 1988 por el mismísimo Steve Jobs. Pero no fue tan sencillo como parece.

El problema de Apple

win95
A finales de los 90, Apple necesitaba renovar su sistema operativo y las opciones internas se le habían acabado (un proyecto conocido como Copland). En ese momento, comenzó a mirar opciones fuera de la empresa. El objetivo era adquirir un sistema operativo moderno, lo suficientemente avanzado para que los ingenieros de Apple lo utilizaran como cimientos para una nueva generación de máquinas.

El entorno competitivo era muy delicado para Apple. Microsoft había refinado su primitivo y rudimentario sistema operativo. De ser un software con errores, una estética cuestionable y funcionalidades limitadas, pasó a ser la elección predilecta de empresas y consumidores. Windows 95 le había dado la vuelta a su situación de tal manera que había puesto en aprietos a Apple.

Microsoft estaba arrinconando a Apple y se le estaba agotando el tiempo y el dinero

Y la compañía con sede en Cupertino no estaba lista para hacer frente al reto. Mac OS era un sistema anticuado que necesitaba de forma desesperada una renovación total. Los desarrolladores de la plataforma comenzaban a perder la esperanza y la abandonaban en favor de Windows. La situación era crítica.

Tras reconocer que era necesario buscar una alternativa fuera, Apple encontró dos candidatos adecuados a sus necesidades: BeOS y NeXTSTEP.

BeOS: el sistema operativo que pudo haber sido

Newton
BeOS era el sistema operativo creado por la compañía Be Inc. Lo curioso de esta empresa, es que sigue una historia muy similar a la de NeXT. Fue fundada en 1991 (3 años después que NexT) por Jean-Louis Gassée, antiguo ejecutivo de Apple. Gassée había sido el responsable de varios proyectos de software dentro de Apple, entre ellos la supervisión del Mac. También fue quien comenzó el desarrollo de lo que posteriormente se convertiría en el Newton.

Jean-Louis Gassée fue quien filtró a la junta directiva de Apple de que Steve Jobs estaba conspirando para derrocar a John Sculley, el entonces CEO de Apple. Cuando éste se enteró, maniobró para echar a Jobs de su propia empresa. Desde el punto de vista de Jobs, le guardaba mucho rencor desde entonces.
Jobs

Gassée y Jobs habían trabajado en Apple y ambos habían creado una empresa con un sistema operativo moderno

Por ello, cuando Apple comenzó a mostrar interés en adquirir un nuevo sistema operativo a través de otras compañías, la competición entre Gassée y Jobs era un hecho. BeOS contaba con numerosas funcionalidades y características que lo hacían deseable. Cuando Gil Amelio inició la negociación con Be Inc., Gassée, confiado de sus fortalezas, pidió a Apple 300 millones de dólares.

Lo que no se esperaba el ejecutivo francés es que Apple tenía pensado invertir solo 125 millones de dólares en la operación. De modo que las conversaciones terminaron sin llegar a buen puerto. Si hubieran seguido por otro camino, la historia que conocemos habría sido muy diferente.

NeXTSTEP: el sistema operativo perfecto

Powerpc
Finalmente, Apple se decantó por NeXT. Lo curioso de la adquisición es que el desembolso fue de 429 millones de dólares, muy por encima del límite que tenía Apple marcado y un precio superior al que Gassée exigía por BeOS. Pero contaba con la ventaja de que traía todo el talento, tecnología e ideas frescas de una compañía como NeXT. Además de Steve Jobs.

El Jobs que volvió a Apple era una persona muy diferente a la que se fue en los ochenta. De no haber sido por la adquisición, NeXT con seguridad hubiera acabado fracasando por su cuenta. La orientación a objetos del sistema operativo NeXTSTEP era la innovación que necesitaba Apple.

La adquisición se cerró en febrero de 1997 y Jobs pasó a ser un consultor dentro de Apple. Sin embargo, la peligrosa deriva que había tomado la compañía, que dio comienzo bajo el mandato de Michael Spindler, propició que Gil Amelio fuera expulsado de la empresa. Jobs pasó a sustituir a Amelio como iCEO, “CEO temporal”, un claro guiño a la política de nombres que seguiría la compañía con sus productos.
Powerbook

De no haber adquirido NeXT, Apple habría seguido un camino muy distinto al que conocemos

Como estaba previsto, NeXTSTEP se convirtió en los cimientos de los sucesivos desarrollos de Apple. System 7 dio paso a Mac OS 8 y 9, pero no fue hasta la llegada de Mac OS X cuando se completó la transición. Todo lo que vino después, desde el iPod, al iPhone, iPad y Apple Watch, estuvo influenciado por esta adquisición.

Si Apple hubiera decidido utilizar BeOS, nada de esto hubiera sucedido. iOS nunca hubiera visto la luz y puede que Apple hubiera acabado desapareciendo.

En Applesfera | De OS X volvemos a MacOS: historia del sistema operativo de escritorio de Apple.

Imagen de portada | Rama.

También te recomendamos


iOS vs Android: la eterna batalla por combatir la fragmentación


NeXTSTEP, el eslabón perdido de Mac OS X


Todo lo que necesitas saber si vas a practicar la lactancia materna diferida


La noticia

NeXT y BeOS: 20 años de la adquisición que salvó a Apple

fue publicada originalmente en

Applesfera

por
Eduardo Archanco

.


Ir a la fuente original

Publicidad

Dejar Comentario

*