Los fabricantes, el root y la garantía, un mundo de confusión

Publicidad

Andy Omni

Cada vez que compramos un smartphone, como con cualquier otro producto, deberíamos tener cierta tranquilidad en lo que a garantía se refiere, y es que estamos hablando de aparatos que valen varios cientos de euros, y en no pocos casos bastante más del sueldo mínimo en España. Por el precio que pagamos deberíamos tener derecho a estar a salvo de ciertos imprevistos.

Por lo general, cuando se trata de una avería de, por ejemplo, la pantalla o un defecto de fábrica, la compañía no tiene reparo en cambiar el terminal o repararlo sin coste adicional, pero si empezamos a incluir en este proceso el root, esto se convierte en una guerra de consumidor contra empresa que pocas veces acaba bien para el comprador.

El no derecho de las compañías de anular la garantía incluso si tu terminal está rooteado…

Galaxy S7 Hechomierda

Cuando compramos un dispositivo, dentro hay una serie de papeles que raramente leemos, entre los cuales se esconde la garantía del terminal y en qué momentos se anula la misma, a menudo con un lenguaje un tanto confuso, pero a eso ya llegaremos un poco más adelante, el caso es que desde 2010 el root ha dejado de ser uno de los motivos de anular la garantía, siempre con excepciones.

Antes de ese tiempo, las compañías estuvieron luchando por hacer que el jailbreak (en el caso de los iPhones) y el root fueran una violación del DMCA (Digital Millennium Copyright Act), hasta que en el 2010 la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos concedió una exención de la DMCA para los autores de los jailbreak de los iPhone.

Con esta medida se hizo que tanto en las tablets como en las Smart TV fueran legales hacer jailbreak o root. En el caso de las videoconsolas seguía siendo ilegal ya que una videoconsola pirateada sería usada para ejecutar juegos pirata. Esto supuso un duro revés para los fabricantes que les obligó a cambiar de táctica.

En ese momento los fabricantes decidieron hacer constar en los documentos que vienen con sus productos que rootear el terminal (vamos a limitarnos de nuevo a Android, aunque en el caso de los productos de Apple viene a suceder lo mismo) podría anular la garantía. Es en ese “podría” donde está la clave.

Legalmente, un fabricante que tenga que reparar un smartphone al que, por ejemplo, se le descascarille la superificie por un mal método de fabricación (estoy pensando en los problemas del HTC One S en ese aspecto), no puede anular la garantía si tu smartphone está rooteado, no tiene nada que ver el root con que el fabricante no haya usado un buen método para construir parte del terminal.

… pero con excepciones

Andy Malicioso

El root, por naturaleza, es un método para alterar el software que nos permite desinstalar bloatware, instalar un software distinto al que el fabricante nos ha endosado y, en general, hacer que el móvil se adapte a nosotros. Pero claro, hay tantas cosas que se pueden hacer que algunas de ellas pueden afectar al hardware.

Y el “podría” que he mencionado en el apartado anterior aquí es donde cobra sentido, y es que si la compañía es capaz de desmostrar que, por efecto del root, se ha averiado parte del hardware, tiene derecho (y lo ejercerá) a no reparar el dispositivo o sustituirlo bajo la garantía, así que o te devuelven el dispositivo tal como lo enviaste o lo repararán si aceptas pagar.

No son comunes los casos en los que el hardware se vea afectado por el root, pero hay algunos como el ‘overclocking’ del procesador, por poner el ejemplo más obvio, en el que si te pasas el procesador puede irse a la porra con la facilidad con la que se abre una nevera. Si la compañía es capaz de probar que por el ‘overclock’ tu teléfono se ha averiado, la garantía queda anulada.

¿Qué maniobras intentan los fabricantes para anular la garantía y cómo nos podemos defender los consumidores?

Moviles

En el software, para detectar si un terminal está rooteado, todos los fabricantes tienen un pequeño truco escondido en forma de contador de flasheos y un detector de root que tratarán de usar contra el consumidor si les es posible. Por suerte, es posible engañar a estos contadores gracias a la comunidad de desarrolladores.

Otra de las armas que usan los fabricantes es la ya mencionada forma confusa en la que redactan las condiciones de garantía. Puedes hacer la prueba si tienes por ahí los papeles de la garantía y busca la parte que habla acerca del root. En ciertos casos el lenguaje puede ser ambiguo, de forma que el fabricante puede ponerlo en tu contra.

Por suerte, no siempre van a tratar de jugártela y se comportarán honradamente y, si la avería no tiene nada que ver con el root, te repararán el terminal de forma gratuita sin importar si tienes tu móvil rooteado o no. Pero para los casos en los que el fabricante no se porte de esta forma, el consumidor puede defenderse.

Para ello lo mejor es acudir a la organización que se encargue de defender a los consumidores según el país en el que vivas (por ejemplo, la OCU en España), en donde te guiarán sobre el proceso que tienes que seguir. Es posible que lleve su tiempo, pero si tienes razón, lo más normal es que tu terminal siga en garantía y deban reparártelo gratis.

El consejo que te damos es que no pierdas el tiempo intentando convencer a la persona que atiende el teléfono de que tú tienes razón, esas personas están para atender a los clientes, pero no tienen por qué conocer los detalles acerca del root y la avería. Lo único que conseguirías es perder el tiempo y la paciencia, y encima sin éxito.

Si te has encontrado en esta situación o crees que puede suceder, espero que esto te sirva un poco como aclaración de las dudas que puedas tener. Este mundo de confusión que son los fabricantes, el root y la garantía seguirá mucho tiempo entre nosotros, así que deberemos tener paciencia y defender cada uno sus derechos.

En Xataka Android | ¿Debería permitirse el root mediante un interruptor a lo CM13?


La noticia

Los fabricantes, el root y la garantía, un mundo de confusión

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Santiago Luque

.


Ir a la fuente original

Publicidad

Dejar Comentario

*