Android Wear sufre la caída del mercado smartwatch, sin modelos 2016 de LG, Huawei ni Motorola

Publicidad

Android Wear

Hace ya varios años desde la llegada de los wearables y todavía seguimos esperando que la categoría explote como parecía que lo iba a hacer. 2013 fue el año de su nacimiento con propuestas tan descabelladas arriesgadas como el Samsung Galaxy Gear y en 2014 asistimos a toda una invasión de estos nuevos accesorios en forma de reloj que prometían ser el complemento perfecto de nuestros smartphones. Sin embargo, el entusiasmo inicial por los llamados relojes inteligentes está decayendo y Android Wear sigue sin despegar.

A diferencia de años anteriores, 2016 ha sido un año bastante malo para los wearables y Android Wear sigue ocupando un puesto secundario según las últimas cifras. A excepción del LG Watch Urbane de segunda generación y el Asus Zenwatch 3, ninguna de las principales marcas de dispositivos móviles ha presentado nuevos modelos (aunque sí hemos visto novedades de otras compañías como Casio, Polar, Nixon Fossil o Michael Kors).

Huawei, LG y Motorola no renovarán su gama de wearables, mientras que los lanzamientos más sonados han sido de Apple y Samsung, dos marcas que apuestan por sus propias plataformas. ¿Estamos ante el ocaso de los wearables?

La caída de los wearables en números

IDC cifras wearables

Las últimas cifras publicadas por IDC muestran una caída importante en el mercado de los wearables. El total de dispositivos distribuidos hasta el segundo trimestre de 2016 ha sido de 3,5 millones, mientras que el año pasado se alcanzaron los 5,1 millones en el mismo periodo, 1,6 millones menos, o lo que es lo mismo, una caída del 32%, que se dice pronto.

La categoría sigue estando dominada por Apple, que con su Apple Watch consigue abarcar un 47% de todo el mercado, una cifra alta que sin embargo queda en evidencia al compararla con el 72% que ostentaban el año pasado.

WatchOS de Apple va a la cabeza seguida por Tizen, dejando el resto del pastel para un Android Wear que las tenía todas consigo para dominar el mercado y emular el éxito de Android, pero el éxito todavía no ha llegado

Samsung le sigue con un modesto 16% pero en este caso sí que han conseguido mejorar las cifras del año pasado, cuando contaban con un 7%. Si lo traducimos a plataformas, WatchOS de Apple va a la cabeza seguida por Tizen, el sistema operativo propietario de la marca surcoreana, dejando el resto del pastel para un Android Wear que las tenía todas consigo para dominar el mercado y emular el éxito de Android, pero el éxito todavía no ha llegado.

Lenovo/Motorola es el tercer fabricante de la lista, con una cuota del 9% respecto al 3% que ocupaban el año pasado. Sin embargo, sin intenciones de renovar su serie Moto 360 no hay visos de que los números vayan a aumentar y lo mismo sucede con LG, que ocupa el cuarto puesto con un 8% de cuota frente al 4% del año pasado.

Con Apple y Samsung dominando, ¿en qué posición queda Android Wear?

Android Wear

Decíamos que los dos principales actores en esto de los wearables apuestan por sistemas operativos propietarios. Apple instala WatchOS en su Apple Watch, que por cierto fue renovado la semana pasada durante el esperado anuncio de los iPhone 7. Por su parte, aunque Samsung lo ha intentado con Android Wear, la compañía prefiere apostar por su plataforma Tizen y así lo hemos visto en sus últimos lanzamientos como la Gear Fit 2 o el más reciente Samsung Gear S3.

La propuesta para wearables de Google elimina uno de los puntos que ha hecho de su plataforma móvil el gigante que es hoy: las opciones de personalización

¿Qué le pasa a Android Wear? Para empezar, la propuesta para wearables de Google elimina uno de los puntos que ha hecho de su plataforma móvil el gigante que es hoy: las opciones de personalización. Mientras Android permite que los fabricantes aporten su propia capa visual, Android Wear apenas les deja margen de maniobra, y ya sabemos que las marcas prefieren huir de la homogeneización para diferenciar sus productos.

Pero hay más, los wearables surgieron como una nueva categoría hace años y rápidamente las marcas se sumaron al carro, presentando sus relojes antes que la competencia. Lo malo es que esta tipología nunca ha llegado a estar del todo definida, y sin una dirección clara la caída era de esperar. Ya lo dice el refrán: quien mucho corre pronto para.

Los wearables necesitan madurar y las marcas por fin se están dando cuenta

Android Wear

Decíamos al principio que las principales marcas que apuestan por Android Wear no presentarán nuevos smartwatches este año – nos referimos a Huawei, LG y Motorola. Precisamente hace poco tuvimos ocasión de hablar con Oliver Ebel, responsable de smartphones y wearables de Lenovo, y nos dio algunas claves de por qué no tienen pensado renovar el Moto 360, uno de los smartwatches más exitosos de toda la oferta Android Wear.

Para Ebel el problema está claro: “La mayoría de dispositivos no cuentan con una tecnología lo suficientemente atractiva, la industria necesita evolucionar”, y no va desencaminado. Como decíamos, los fabricantes se metieron de lleno en los wearables sin llegar a aportar un verdadero beneficio para los consumidores y eso ha terminado por reflejarse en las ventas.

Los fabricantes se metieron de lleno en los wearables sin llegar a aportar un verdadero beneficio para los consumidores y eso ha terminado por reflejarse en las ventas

Los primeros relojes inteligentes se vendían como complementos de nuestros móviles para poder ver notificaciones sin sacar el móvil del bolsillo, una utilidad que no ha llegado a cuajar como se esperaba. Además, siguen presentando problemas como la escasa autonomía y, a menudo, sus diseños son demasiado grandes y no se adaptan a todo el mundo.

Ante esta problemática se ha visto una tendencia hacia los diseños más tradicionales, al tiempo que se potencian las funciones enfocadas al deporte, un escenario de uso que sí que supone una mejora para los usuarios. Un ejemplo lo tenemos en el nuevo Apple Watch 2, que combina su espíritu de complemento de moda con un nuevo diseño sumergible y GPS para poder medir entrenamientos de forma más precisa, o el nuevo Samsung Gear S3, que a pesar de contar con una apariencia más tradicional añade más sensores.

Lo que está claro es que los wearables son una categoría que todavía está en desarrollo, de ahí que marcas como Motorola, Huawei o LG estén optando por esperar hasta dar con la fórmula que haga de estos equipos algo verdaderamente práctico para sus clientes.

Además de la necesidad de una evolución a nivel de hardware, el software también necesita una vuelta de tuerca y Android Wear todavía tiene mucho espacio para mejoras, sobre todo de cara a la versatilidad que sí ofrece en la versión para móviles.

En Xataka | Las ventas de smartwatches han sufrido una estrepitosa caída del 32%, ¿se acabó la magia?
En Xataka Android | Android Wear no se adapta a todos, Samsung renueva su apuesta por Tizen con la Gear Fit 2


La noticia

Android Wear sufre la caída del mercado smartwatch, sin modelos 2016 de LG, Huawei ni Motorola

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Amparo Babiloni

.


Ir a la fuente original

Publicidad

Dejar Comentario

*